Principales causas de divorcio o ruptura sentimental en la pareja

Actualizado: oct 27

Después de muchos años tratando casos de separaciones y divorcios en Barcelona, su provincia y otras ciudades, podemos afirmar, sin reservas, que las principales causas que llevan a una pareja a romper su relación son 10.

Hemos de tener en cuenta que cuanto más larga es la relación entre dos personas pueden suceder dos cosas: La primera, y en este caso la deseable y positiva: que se afiance la relación y la complicidad entre ambos, si sus caracteres son afines y existe un vínculo de confianza, amistad, afecto y, por supuesto, amor.


El segundo escenario, y que por desgracia el más común en nuestros días, es que la relación se degrade por desavenencias que vendrán influídas por factores internos y también externos, entre los que podríamos destacar: infidelidades, pérdida de trabajo, problemas económicos, fallecimiento de familiares muy cercanos, frustraciones, reproches, etc.

Pero, para profundizar más en las causas, lo mejor es que les pongamos un orden y las acabemos enumerando.

Lo que con mayor frecuencia nos encontramos en nuestro gabinete LopezHerraizabogados.com son los problemas que detallamos a continuación:


1.- Problemas de comunicación

Después de un tiempo prolongado de relación, es habitual que muchas parejas se distancien y empiecen los problemas de comunicación y entendimiento. Tal puede llegar a ser la gravedad, que hasta incluso, en muchos casos, pierdan la noción de la persona que son y han sido en un pasado.

Los problemas de comunicación pueden incluir discusiones, gritos, falta de atención a tu pareja, dejadez, falta de empatía o, incluso, castigar a tu pareja con tu silencio. Si éste es vuestro caso, mi mejor recomendación es que pongáis freno a la situación, y si es necesario pidáis visita con un psicólogo especialista en relaciones de pareja para mejorar vuestra comunicación.

2.- El aburrimiento

En pocas palabras, cuando una o ambas partes creen que la relación en pareja ya no es divertida o ya no es interesante, la ruptura o la posibilidad del engaño pueden aparecer.

Si no dedicáis tiempo a hacer actividades divertidas juntos, vuestras vidas pueden empezar a separarse. Esto ocurre, sobre todo, si uno de los dos se pasa todo el día trabajando, con lo que puede ser un reto encontrar tiempo y algo que os una.

Asimismo, la falta de entendimiento en la relación íntima es una de las razones principales de la infidelidad en la pareja. Con el tiempo aparece la monotonía y, en muchos, casos ésta deriva en la falta de pasión. No dejes que tu relación acabe debido a la monotonía.

Prueba algunas ideas atrevidas para practicar con tu pareja. No es necesario introducir cambios drásticos. Consénsualos con tu pareja y te sorprenderá ver como el sexo pasa a ser de nuevo divertido e interesante.

3.- La desconfianza

La confianza en tu pareja es un aspecto fundamental. Sin confianza no hay pareja, ni relación sana. Los celos, ser posesivo, o la ocultación de datos importantes que poder compartir con la pareja, te alejará de ella cada vez más.

4.- El engaño o la infidelidad

Las infidelidades son una de las principales causas de separación y divorcio. Recientes estudios apuntan que hasta un 41% de las personas son o han sido infieles a su pareja, física o emocionalmente. Cuando una tercera persona entra dentro de la relación de pareja, es sumamente difícil recuperar la ansiada confianza en la que todos creemos para mantener viva la relación.

5.- Objetivos y metas distintas

La mayor parte de matrimonios y parejas de hecho acaban porque ambos tienen distintas metas en la vida. Tal vez, en el pasado compartieron objetivos, pero actualmente esto ha cambiado y ya no es así. Y las casuísticas pueden ser miles: por cuestiones de trabajo, preferencias en el lugar de residencia, deseo de ser padres, etc.

Llegado este punto es imprescindible que os sentéis a hablar y lleguéis a un acuerdo. Esto a menudo implica que uno habrá de renunciar a determinados deseos y el otro también tendrá que, en contrapartida, ceder frente a los deseos del otro. Dependiendo de lo rígidos que sean vuestros objetivos, puede existir un problema de incompatibilidad. Entonces deberéis plantearos el continuar o no con vuestra relación.

6.- Pérdida de autonomía y libertad

Vivir en pareja implica renunciar a una parte de tu tiempo para dedicárselo a la otra persona. Este es un detalle importante a tener en cuenta. ¿Estáis dispuestos a ello?

7.- Aislamiento social

Convivir en pareja no es igual a romper con el resto del mundo, amigos, familia…, sino que hay que compatibilizar ambas cosas. De lo contrario, la relación puede convertirse en algo enfermizo que derivará en un final infeliz. En una relación necesitas mantener tu propio espacio y socializarte con otras personas para poder desarrollarte de forma saludable. De lo contrario, comenzarán a surgir problemas tarde o temprano.

8.- Problemas económicos

La escasez de dinero es uno de nuestros temores psicológicos más profundos, haciendo tambalear nuestra confianza en nosotros mismos, en nuestra seguridad y nuestro control de la situación, pudiendo llegar a afectar a nuestra propia supervivencia.

Según las parejas encuestadas, el dinero es uno de los principales motivos de ruptura.

9.- Consumo de sustancias tóxicas

El alcohol y el consumo de drogas son una de las principales razones de separación y de ruptura de las parejas. Un estudio reciente refleja que hasta un 45% de las parejas afectadas por este problema deciden separarse. El abuso de sustancias también puede conducir a discusiones acaloradas y, en algunos casos, a violencia física o psíquica o a ambas a la vez.

10.- Se acabó el amor

El amor es algo difícil de entender. Estamos hablando de un estado emocional que implica pasión por una persona y que va más allá de la mera proximidad física. Estadísticamente hablando, las mujeres parecen preferir una pareja que les haga sentirse especiales de algún modo. En cambio, los hombres parecen preferir algún tipo de admiración por parte de su pareja.

Muchas parejas se preguntan cómo pueden solucionar estos y otros problemas; si vale la pena o no seguir adelante e incluso si se puede todavía salvar su relación. En todos estos casos, sin duda acudir a terapia de pareja puede ayudar a conseguir respuestas y a salvar una relación.


En LopezHerraizAbogados.com, en la medida de lo posible, intentamos recomendarlo e incluso mediar entre nuestros clientes. No obstante, si creéis que vuestra relación ha tocado a su fin, os podemos ofrecer distintos procesos para llevar a cabo la ruptura, separación o divorcio de la forma más ordenada y menos traumática posible para vosotros y para vuestra descendencia, ya que, en el caso de existir hijos, éstos son los que acaban siendo los mayores perjudicados emocionalmente si las cosas no se hacen bien y, por ética profesional, es lo que evitaremos siempre.

Esperamos haberos podido ayudar una vez más.

Ana Mª López Herraiz

Abogada de Familia, miembro de AEAFA, SCAF, Plataforma Familia y Derecho




0 comentarios

REGISTRA'T PER SER EL PRIMER EN REBRE LES NOVES NOTÍCIES DE LA NOSTRA WEB